¿Qué fue de Knoppix?

¿Se acuerdan? Igual alguno la sigue usando. Yo no, y hace mucho que no oigo nada de ella, asi que asumo que ustedes, igual que yo, se han olvidado completamente -y sin duda, ¡ay!, injustamente- de ella. A mi me ha venido a la cabeza ahora mismo no sé por qué. Me pongo a pensar y muchas distribuciones han acabado o acabarán adoptando el modus operandi de Knoppix -que muchos seguiremos escribiendo erroneamente “Knoopix”-, probablemente por eso ha dejado de tener la importancia que tuvo en su día. Pero su importancia fue vital en la Historia de Linux.

Recuerden bien. Por alguna razón, los linuxeros tendemos a olvidarnos del pasado muy rápido. Pero hubo un día, aunque cueste creerlo, en que no existía Ubuntu, ni su ola de renovación y aire fresco que afectó a todas las distros (lo reconozcan o no). Eran días en los que el kernel 2.6 no existía o acababa de salir y no tenía mucha difusión. Eso implicaba que no existía udev o era tan nuevo que aun no se usaba demasiado, y por lo tanto era necesario que las distros usaran “detectores de hardware” en la instalación para hacer fácil el proceso. Muchas no los usaban, y en las que se usaban se podría decir que lo de “detectar hardware” era algo muy metafórico: fallaba más que las retransmisiones desde el extranjero del telediario de Antena 3, y había que recurrir a la consola y /etc/modules a la mínima. Además, aparte del kernel estaban las X. Recomendar Linux a quienes eran tus amigos era a veces una manera de que dejaran de serlo…

Para completar el cuadro, los instaladores de muchas distros eran en modo texto, y en las que no lo era los instaladores eran a veces tan malos, que como si lo fueran. Y lo que es aun más importante, amigos: No existía Firefox. Mucha gente ha olvidado como era el mundo antes de Firefox, pero aquello si que fue un cambio radical. Antes de Firefox se usaba Mozilla, Galeon, Konqueror, Opera…pero debido a que ninguno de ellos podía desafiar a IE, había muchas, muchísimas páginas que simplemente no funcionaban con nada que no fuera IE. Solo por eso, Linux no podía ser utilizado por personas normales. Así de duro. Fíjense en lo muchísimo que hemos avanzado. Ni tan siquiera se había acuñado en la lengua popular el palabro “Web 2.0” (algo positivo tenían que tener aquellos tiempos).

Volviendo a Knoppix, recuerdo perfectamente el bombazo que supuso. La idea de los LiveCD no era nueva, pero no era un concepto que estuviera precisamente popularizado entre la gente, informáticos o no. Poder usar un SO decente completo desde un CD fue una verdadera revolución. Ya no tenías que instalar todo el SO para ver si Linux soportaba tu máquina, recomendabas usar Knoppix para ver si arrancaba y punto. Knoppix tenía el mejor sistema de autodetección de hardware. Pero su punto fuerte de la autodetección estaba en…..¡configurar las X automáticamente! Aquello fue una auténtica conmoción cerebral, especialmente para el mundo Debian (Knoppix era un derivado de Debian).

Al mismo tiempo, con Knoppix se podía probar -e incluso usar- Linux tal y como es en el mundo real. Para un mundo muy reticente a particionar solo para instalar y probar otro SO, aquello fue una revolución. Recuerdo que hasta las personas más ignorantes informáticamente reconocían que eso de usar un SO desde un CD era una puta genialidad. Además, luego se añadió un instalador que funcionaba desde el propio LiveCD, lo cual fue genial y una gran innovación en el mundo de los SO de propósito general. Todo buen friki linuxero tenía el CD de knoppix a mano, pues además de todo eso, tambien servía de CD de recuperación. Luego llegó Ubuntu, que batió a todos en términos de facilidad, y que desde que añadió LiveCD como método principal de arranque a su ISO consiguió que las LiveCD alternativas (¿recuerdan aquel proyecto de “metadistros” de hispalinux?) quedaran bastante relegadas a un rincón…

¿Qué ha sido de Knoppix? Sigue existiendo, obviamente -nunca he pretendido decir lo contrario-, mucha gente fijo que se la sigue bajando, pero tambien es evidente que está en declive. Sus foros oficiales tienen poquísimo tráfico de mensajes, tardan un año en lanzar una nueva versión…acabará desapareciendo con el tiempo, pues no puede competir con el LiveCD de Ubuntu, Fedora o Suse. Pero es justo reconocer la enorme importancia que tuvo para Linux. Gracias a maravillas como Knoppix es como Linux ha conseguido evolucionar. Reconozcamos el valor de los guerreros caidos en batalla.

Considero que es un articulo muy intimo, emocional, de software libre y que me ha llegado al corazón, merece una mayor difusión.

Fuente: http://diegocg.blogspot.com/2008/11/qu-fue-de-knoppix.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: