Software pre-instalado; una bofetada a la libertad de los consumidores

“Señor fabricante, no decida por mi” sería una petición generalizada para aquellos que en su afán de negociar y hacerse de supuestas alianzas estratégicas de mercado [mafias, por no llamarles de otro modo] deciden hacer y deshacer con el software que muchos de los consumidores ni queremos, ni sabemos utilizar en el peor de los casos. Esto es tan sencillo de comprender como en el caso de una pizza, no puede venir el dueño de la pizzería y darnos algo que no le pedimos, en nombre del progreso la innovación y quién sabe que otro tipo de excusas, si quiero una pizza de champiñones, es precisamente eso lo que espero de la persona a la que se la estoy comprando con mi dinero.


Muchas compañías y empresas se llenan la boca de su preocupación por una satisfacción total al cliente, sin embargo a la hora de prestar un servicio adecuado, obvian un pequeño detalle [por su puesto que de manera consciente] al vender equipos de computación con software pre-instalado, obligando al cliente, a utilizar algo que en primer lugar no pidió y que sin duda alguna incide en el precio de lo que se está obteniendo.

El colmo de esto resulta cuando muchas empresa se niegan a vender el equipo sin sistema operativo por ejemplo, por el “temor” a incurrir en piratería y que la gente se las arregle sola para encontrar el que ellos prefieren [indiferentemente si se trata de Windows, Linux o “Mac“] manifestando entonces, una actitud poco ética en materia de mercadeo, al no presentar opciones [¡por que las hay!] al cliente que muy amablemente lleva su dinero a dichos establecimientos, tratándole como a un ignorante e incapáz.

Uno de los casos más frecuentes en mi establecimiento es que han sido varias las veces que la gente ha venido desesperada por no saber que hacer con el Windows Vista [por que no lo entiende, no le gusta o prefiere el XP] y me piden que lo traslade a la versión que más ha gustado entre el público [obviamente el mío] hasta este momento, Windows XP. Resulta que la gente se las tiene que arreglar para utilizar el equipo que más les gusta [mayormente en las lap tops] y pasar toda una odisea para encontrar los drivers y demás componentes que las empresas que distribuyen el equipo y el hardware se niegan a proveer de manera gratuita como si ocurre con el software pre-instalado.

Resulta una total verguenza que en ocasiones los drivers [o controladores] del equipo que deberían estar disponibles y al alcnace de los clientes no aparezcan disponibles para otros sistemas operativos en las páginas de los distribuidores y si en páginas que cobran por el uso de los mismos [concretamente me ocurrió con unas Presario] y en otros casos sencillamente se pierden algunas herramientas útiles porque a los fabricantes no se les da la gana facilitar los controladores.

Como éste supongo que habrán miles de ejemplos más, y prefiero poner en la conciencia tan sólo un pequeño detalle: Si en cosas tan pequeñas, estas empresas y fabricantes se toman la libertad de escoger por los consumidores, ¿Dónde queda ese servicio al cliente del que tanto se habla hoy en día?

Quizá seamos los consumidores también, quienes desconozcamos nuestros derechos y facilitemos que esta gente se haga de sumas importantes de dinero a costa de las libertades de los demás. Supongo que no será le primera ni la última vez que se toque el tema de los derechos de los consumidores respecto al software privativo y pre-instalado, pero habría que ser constantes en la denuncia de este tipo de atrocidades.

Por último, un día me dirigí a un establecimiento a preguntar sobre el precio de una computadora para mi negocio, y al preguntar al dependiente sobre el precio de una en específico, pero sin sistema operativo, recuerdo que sonrió de modo sarcástico y me dijo: Acá no vendemos computadoras sin sistema operativo… seguidamente le agradecí su tiempo y me marché indignado de ese lugar al que nunca más regresé.

Moraleja: A muchos les parece estar prestando un servicio de calidad al vender ordenadores y equipo con el software más moderno del mercado, pero olvidan que quienes dan el dinero y compran a lo mejor tienen otras preferencias, y sencillamente, les importa un alfiler.

Fuente: http://dividiendoentrecero.blogspot.com/2009/03/software-pre-instalado-una-bofetada-la.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: